El blog de Begoña Okiñena – Abogada

CUANDO LA SEPARACIÓN O EL DIVORCIO ES INEVITABLE

por | Sep 21, 2023

Si tú y tu pareja habéis decidido empezar el trámite de una separación o un divorcio, tal vez, primero, necesites  saber que entre una y otra la mayor diferencia es que mientras que la separación,  suspende la vida en común, el divorcio, además, acaba por disolver el vínculo del matrimonio, es decir, solo tras el divorcio, uno o una puede volver a casarse, aunque no por la iglesia, ya que para hacerlo necesitarías además la nulidad eclesiástica. El resto de medidas que hay que tomar como las que afectan al cuidado de los hijos, así como su guarda y custodia, régimen de visitas, comunicación y estancia, ejercicio de la patria potestad, gastos de mantenimiento, uso de la vivienda…son iguales.

Cuando escuchamos separación tiene en nosotros un sentido diferente, y es que pensamos que es un periodo previo en el que el matrimonio se da un tiempo para reflexionar. En cierta manera esto es así aunque realmente la separación no es paso previo necesario, y los cónyuges pueden divorciarse directamente sin haberse separado antes.

Tanto en la separación como en el divorcio de mutuo acuerdo es necesario que toda la información y acuerdos queden reflejados en el CONVENIO REGULADOR que se debe presentar ante un juez para su ratificación. 

 ¿QÚE REGULA ESTE CONVENIO? Se deben establecer los siguientes puntos: Si hay hijos, todo lo que les atañe. Son la parte, más vulnerable y si además son menores,  su protección es lo fundamental que debemos guiar.  Por eso en primer lugar, el convenio regulará;

     A) Patria potestad, tipos de guarda y custodia  y régimen de visitas de los hijos.

     B) Pensión de alimentos

     C) Uso de la Vivienda Familiar

     D) El reparto económico, liquidación de la sociedad conyugal, contribución a las cargas del matrimonio y las Pensiones compensatorias si proceden 

Existen dos formas de separación y de divorcio; de mutuo acuerdo o por vía judicial (también llamado contencioso)   

MUTUO ACUERDO Es lo ideal. Por muchas razones, porque es más rápido, más barato y sobre todo, menos lesivo para las partes, y menos traumático si hay menores en común, es evitar el inicio de un procedimiento judicial y es evitar sobre todo un procedimiento que conlleva un desgaste emocional y familiar importantes. Desde este despacho. Pongo a tu disposición mi experiencia como abogada y también como mediadora de conflictos familiares. La  mediación en este caso te ayudará a poder llegar a un acuerdo con tu pareja y este acuerdo os ayudará a alcanzar un fin de la convivencia, a través del diálogo y evitando profundizar en heridas ya existentes.De lo que se trata es de que los cónyuges tengan la capacidad para sentarse y hablar sobre las condiciones de la ruptura. Y poder llegar a un acuerdo, que presentarán ante el juzgado para su aprobación. En este punto, puede ser muy útil acudir a un procedimiento de MEDIACIÓN FAMILIAR para lograr el entendimiento que permita llevar a una separación o divorcio de forma amistosa.

VÍA CONTENCIOSA.-  En el caso de no llegar a ese entendimiento se acudirá a la vía contenciosa donde será un juez quien determine los aspectos más importantes. el Juez dictará sentencia en forma de convenio regulador, un documento que sentará las bases de las relación de los separados y servirá para poner fin a los desacuerdos causados por algunas cuestiones como la custodia de los hijos, el régimen de visitas, la pensión de alimentos, liquidación de la sociedad de gananciales, etc. La demanda será presentada por uno solo de los cónyuges, a través de su procurador/ar y asistido por un abogado/a. No se presentará convenio regulador, pero en la demanda, se indicarán las medidas a tomar con respecto a los hijos, el uso de la vivienda y la liquidación del régimen económico del matrimonio cuando proceda. Se dará traslado de la demanda al otro cónyuge para que conteste en el plazo de 20 días. También para contestar a la demanda, se precisa de abogado y procurador. Contestada la demanda, se citará a las partes a una vista o juicio oral en el que se presentarán las pruebas oportunas en apoyo de las medidas solicitadas. Estas medidas serán revisadas por el Juez y el Fiscal, si hay hijos menores.Si hay discrepancia sobre la custodia de los hijos, una de las pruebas más relevantes será el informe psicosocial, realizado por especialistas.

LIQUIDAR LA SOCIEDAD CONYUGAL. CÓMO SE DISUELVE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES. Disuelto el vínculo matrimonial, se debe disolver y liquidar a la sociedad de bienes que tenía el matrimonio. La liquidación de gananciales es el reparto por la mitad del patrimonio que los cónyuges hayan adquirido durante el matrimonio. Primero debemos saber cúal es el régimen económico del matrimonio. Si se casaron en régimen de gananciales, todo lo adquirido durante el matrimonio es de los dos o si se casaron en régimen de separación de bienes, entonces, los ingresos obtenidos o bienes adquiridos durante el matrimonio pertenecen a quien los adquirió y de este modo un cónyuge no participa en las ganancias del otro. Posteriormente, teniendo en cuenta que pueden existir bienes privativos y bienes gananciales, se procederá a realizar un inventario para saber cuáles son de un tipo, cuáles de otro y los deudas o el pasivo de la sociedad.   Cuando se han pagado todas las deudas, la cantidad restante es el haber de la sociedad de gananciales, que se repartirá en mitades iguales entre los cónyuges.

No te pierdas el siguiente blog

Cualquier duda que tengas estaré encantada de ayudarte.

×