El blog de Begoña Okiñena – Abogada

LA PENSIÓN DE JUBILACIÓN

por | Abr 12, 2023

La prestación por jubilación está incluida en todos los regímenes de la Seguridad Social y su función es sustituir los ingresos del trabajo por una pensión vitalicia cuando el trabajador, por su edad, deja de trabajar total o parcialmente.

Requisitos

Tener 66 años y cuatro meses de edad y acreditar al menos 15 años de cotización, de los cuales, al menos 2 deben haberse cotizado en los últimos 15 años.

Tener 65 años de edad y acreditar al menos 37 años y 9 meses de cotización, de los cuales, al menos 2 deben haberse cotizado en los últimos 15 años.

La edad y años de cotización exigibles van aumentando transitoriamente hasta el año 2027. A partir de ese año, se exigirán 67 años o 65 si se acreditan 38 años y 6 meses de cotización.

En la jubilación anticipada voluntaria, aquella que tiene lugar por voluntad del trabajador, se permiten adelantos de hasta dos años respecto a la edad ordinaria de jubilación, por lo que la edad a partir de la cual se podrá elegir será de 63 años para las personas con 37 años y nueve meses cotizados y de 64 años y cuatro meses para los trabajadores que no lleguen a esa cotización.

 Sin embargo, existen opciones en las que los trabajadores pueden adelantar esa jubilación, incluso a los 61 años de edad.

No obstante, existen supuestos en los que se permite el acceso a la jubilación a una edad inferior a la ordinaria si se cumplen determinados requisitos (aplicando coeficientes reductores de pensión en función del periodo de anticipación). 

Por otro lado, existen colectivos con reducciones en la edad de jubilación. Es el caso de los trabajadores con discapacidad y determinados colectivos (mineros, personal de vuelo de trabajos aéreos, trabajadores ferroviarios, bomberos, policías locales, mossos d’esquadra, miembros del cuerpo de la ertzaintza, etc.).

ANTICIPACIÓN VOLUNTARIA DE LA JUBILACIÓN

La edad de jubilación puede reducirse o anticiparse en algunos casos (jubilación anticipada, jubilación parcial, personas con discapacidad, coeficientes reductores de edad, etc.).

La jubilación anticipada voluntaria, es aquella que tiene lugar por voluntad del trabajador, y se le permite adelantos de hasta dos años respecto a la edad ordinaria de jubilación, por lo que la edad a partir de la cual se podrá elegir será de 63 años para las personas con 37 años y nueve meses cotizados y de 64 años y cuatro meses para los trabajadores que no lleguen a esa cotización.

 

Requisitos

Es necesario tener cumplida una edad real que sea inferior en 2 años, como máximo, a la edad de jubilación ordinaria aplicable al interesado. No son aplicables a estos efectos las bonificaciones por trabajos penosos o por discapacidad. A los exclusivos efectos de determinar dicha edad legal de jubilación, se considerará como tal la que le hubiera correspondido de haber seguido cotizando entre la fecha del hecho causante y el cumplimiento de la edad legal de jubilación que en cada caso resulte de aplicación. Es decir, se considerará como edad legal de jubilación la que le hubiere correspondido de haber seguido cotizando hasta cumplir la misma.

Acreditar 35 años completos de cotización efectiva. A estos exclusivos efectos, se considerará como cotizado el período de prestación del servicio militar obligatorio o de la prestación social sustitutoria, con el límite máximo de un año. · De este período cotizado, al menos 2 años deberán estar comprendidos en los 15 años inmediatamente anteriores a la jubilación.

  1. El importe de la pensión a percibir ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que le correspondería por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad. En caso contrario, no se podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada.

Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social si se trata de trabajadores que hubieran sido responsables del abono de las mismas.

Importe

La anticipación de la jubilación, acarreará algunas reducciones de la pensión, y ésta se aplicará mediante la aplicación, por cada mes o fracción de mes que le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación, de los siguientes coeficientes en función del período de cotización acreditado:

También existe la JUBILACIÓN ANTICIPADA INVOLUNTARIA. 

Es aquélla que deriva de un cese no voluntario en el trabajo, se permiten adelantos de hasta cuatro años respecto a la edad ordinaria de jubilación. Esto hace que los trabajadores puedan jubilarse así a partir de los 61 años si llegan a 37 años y nueve meses cotizados. De lo contrario, podrán hacerlo a los 62 años y cuatro meses.

JUBILACIÓN ACTIVA

Como norma general, puede decirse que la percepción de la jubilación es incompatible con la realización de trabajos, causando la suspensión de la pensión, no obstante, existen algunas excepciones como el supuesto de la jubilación activa y la compatibilidad con la realización de determinados trabajos.

Es también incompatible con otras pensiones, salvo el de la viudedad

La jubilación activa es una modalidad de jubilación que permite compatibilizar la percepción de pensión y la realización de un trabajo por cuenta ajena o propia. El acceso a la misma es posible tanto para trabajadores por cuenta propia como trabajadores por cuenta ajena. Tiene el objetivo de favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad, es decir, el llamado envejecimiento activo. Al mismo tiempo, contribuir a la sostenibilidad del sistema de pensiones.

 

Requisitos exigidos a la empresa empleadora para que el trabajador se pueda acoger a la jubilación activa

Para que el trabajador pueda acceder a la jubilación activa, su empresa debe cumplir con dos requisitos:

  • En los 6 meses anteriores a la jubilación activa no debe haber efectuado despidos improcedentes de empleados que pertenezcan al mismo grupo profesional que la persona jubilada.
  • Durante el tiempo que dure la compatibilidad de trabajo y pensión de la persona, la empresa deberá mantener el nivel de empleo existente antes de su inicio, manteniendo el número de trabajadores dados de alta en los 90 días anteriores.
    Como excepción a los anterior, no se consideran incumplidas las obligaciones de mantenimiento del empleo cuando un contrato se extingue por despido objetivo o disciplinario procedente, por dimisión, fallecimiento, jubilación, incapacidad permanente del trabajador y finalización del contrato temporal.

¿Se ha de cotizar durante la situación de jubilación activa?

Durante la realización del trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia, compatible con la pensión de jubilación, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales. Por incapacidad temporal, la empresa abonará el 1,25%, mientras que el trabajador deberá abonar el 0,25% restante, hasta alcanzar un tipo total de 1,50%

No obstante, quedarán sujetos a una cotización especial de solidaridad del 9% sobre la base de cotización por contingencias comunes, no computable para las prestaciones , que en los regímenes de trabajadores por cuenta ajena se distribuirá entre empresario y trabajador, corriendo a cargo del empleador el 7% y del trabajador el 2%. 

trabajadores con discapacidad y determinados colectivos (mineros, personal de vuelo de trabajos aéreos, trabajadores ferroviarios, bomberos, policías locales, mossos d’esquadra, miembros del cuerpo de la ertzaintza, etc.).

Requisitos exigidos a la empresa empleadora para que el trabajador se pueda acoger a la jubilación activa

Para que el trabajador pueda acceder a la jubilación activa, su empresa debe cumplir con dos requisitos:

  • En los 6 meses anteriores a la jubilación activa no debe haber efectuado despidos improcedentes de empleados que pertenezcan al mismo grupo profesional que la persona jubilada.
  • Durante el tiempo que dure la compatibilidad de trabajo y pensión de la persona, la empresa deberá mantener el nivel de empleo existente antes de su inicio, manteniendo el número de trabajadores dados de alta en los 90 días anteriores.
    Como excepción a los anterior, no se consideran incumplidas las obligaciones de mantenimiento del empleo cuando un contrato se extingue por despido objetivo o disciplinario procedente, por dimisión, fallecimiento, jubilación, incapacidad permanente del trabajador y finalización del contrato temporal.

ASÍ QUEDAN LAS PENSIONES MÍNIMAS PARA EL AÑO 2023

Pensión para mayores de 65 años

  • Jubilación mínima con 65 años y cónyuge a cargo 966,0 euros al mes.
  • Jubilación mínima con 65 años sin cónyuge 783,0 euros al mes.
  • Jubilación mínima con 65 años con cónyuge no a cargo 743,0 euros al mes.

Pensión para menores de 65 años

  • Con cónyuge a cargo 905,53 euros al mes.
  • Sin cónyuge 732,32 euros al mes.
  • Con cónyuge no a cargo 692,19 euros al mes.

Pensión de orfandad

  • Las pensiones mínimas por orfandad 239 euros al mes.
  • En caso de ser beneficiario menor de 18 años y con discapacidad igual o superior al 65% 471 euros al mes.

En casos de orfandad absoluta

  • Un beneficiario 795 euros al mes.
  • Con varios beneficiarios 1.235 euros al mes.

    Pensión de viudedad

    • Viudedad con cargas familiares 905,5 euros al mes.
    • Viudedad con 65 años y discapacidad igual o menor al 65% 783,0 euros al mes.
    • Viudedad entre 60 y 64 años 732,0 euros al mes.
    • Viudedad para menores de 60 años 593,0 euros al mes.

    Pensión en favor de familiares

    • Por beneficiario 239,37 euros al mes.

    Si no existe viuda ni huérfano pensionistas

    • Un solo beneficiario con 65 años 578,20 euros al mes.
    • Un solo beneficiario menor de 65 años 544,90 euros al mes.

    Pensión de incapacidad permanente

    Gran invalidez

    • Con cónyuge a cargo 1.448,80 euros al mes.
    • Sin cónyuge 1.173,53 euros al mes.
    • Con cónyuge no a cargo 1.113,88 euros al mes.

    LAS  PENSIONES INFERIORES A LA MÍNIMA, SE COMPLEMENTAN SI CUMPLEN CON ESTOS REQUISITOS: 

    1.- Tener  rentas inferiores a  los 8.614,00, si no tiene cónyuge a su cargo y de 10.048,00 euros, si tiene cónyuge a cargo. 

    2.- Residir en territorio español.

    Para los que se vayan a jubilar de manera definitiva, y estén en situación de jubilación parcial, tienen derecho al complemento desde el momento en el que accedan a la jubilación definitiva, no antes.

    Cualquier duda que tengas en relación a tu jubilación estaré encantada de ayudarte.

    ×